Hípica

Escuela de equitación

Actualmente funciona la “Escuela de equitación”, un espacio donde tanto chicos como adultos pueden compartir momentos con el caballo, un animal que les permite incorporar nuevas herramientas que serán de mucha utilidad a la hora de poder relacionarse con estos animales, así como también brinda la posibilidad de aplicarlas a todos los aspectos de la vida.

En las clases se enseña a trabajar bajo un mismo idioma jinetes y caballos, donde la comunicación pasa por los movimientos y gestos más que el sonido. De esta manera se logra confianza y respeto entre las partes.

El objetivo que se busca es que las familias encuentren en la hípica un punto de encuentro con amigos, un lugar para hacer deporte y la posibilidad de sociabilizar.

Y para lograr ese objetivo, la escuela ofrece tres niveles de enseñanza:

  • Taller: es un lugar destinado a los niños más pequeños (hasta los 5 años) en donde los alumnos realizan actividades relacionadas con el caballo de manera recreativa y grupal, con el fin de mantener su atención. Se busca afianzar el vínculo con el caballo y generar la conexión que le va a permitir avanzar a etapas posteriores.
  • Escuela: los alumnos deben tener más de 5 años, ya que en esta etapa es el momento en el cual se intensifica la intensidad de las clases y el nivel de tecnicismo a la hora de enseñar, para que los alumnos que deseen iniciarse en el deporte o simplemente aprender a montar, tengan todas las herramientas necesarias para poder enfrentar diferentes situaciones y terrenos. Las clases están compuestas de adiestramiento básico, salto en pista y manejo del caballo en campo abierto.
  • Clases particulares: son para alumnos con caballos propios. En estas se busca perfeccionar el estilo de los jinetes y llevar lo aprendido a las competencias realizadas por la Federación Ecuestre Argentina.