Club

Historia

En marzo de 1948, un centenar y medio de alumnos formaban en el patio del flamante Colegio Cardenal Newman, fundado por los Christian Brothers recientemente llegados de Irlanda.

En 1975, ya con 27 años de experiencia, crecimiento y expansión, surge la necesidad de crear un espacio alternativo al del colegio, para que el rugby -deporte insignia del Club Newman- continuara desarrollándose. La opción de un club comenzaba a surgir de la mano de los Brothers, los exalumnos y los padres, tal como figura en la primera acta: “Entre los presentes existe mutuo consenso de que ha llegado el momento en que la creación del Club Newman es un proyecto posible y a la vez necesario, cuya concreción requiere del esfuerzo mancomunado de los diversos grupos vinculados al colegio”.

El 2 de diciembre de 1975 se aprobó el Estatuto de la Asociación Civil Club Newman que contaba con 207 socios fundadores. El Artículo 1° expresa su misión y objetivo: “Con la denominación Club Newman se constituye una Asociación Civil que tiene por objeto el perfeccionamiento de la formación cristiana de sus asociados”.

Sin embargo, la inauguración de las instalaciones se realizó en 1979 en una añosa arboleda de pinos, eucaliptos, cipreses, fresnos, álamos y casuarinas. Ya empezaba a tomar forma y a cumplir con el sueño de albergar a los miembros de la gran familia Newman.

En 1981, luego de casi tres años, la construcción del club-house había finalizado y se llevó a cabo la inauguración de lo que se convirtió en el principal centro de encuentro de los socios y sus familias. El proyecto comenzaba a tomar forma y concretarse.

Hoy el club cuenta con más de 4.000 socios que pueden disfrutar de lo que soñaron los que lo concibieron y con miras siempre en seguir creciendo y desarrollando la vida deportiva, cultural y social.

Brother Timothy «Manolo» O´Brien lo llamó «un milagro, una prueba de lo que puede hacerse en este país cuando se juntan veinte o treinta personas de bien, un orgullo, porque es el resultado del trabajo de todos».
* Parte de la información que figura en esta sección fue obtenida del libro “Un acto de buena fe. 25 años del Club Newman” de Jacqueline Perpén de Falcón, Silvia Occhipinti de Sánchez y Marta Agostini de Valera.